Perú

Perú Grandes Viajes

“Somos libres, seámoslo siempre”. Así reza el himno de Perú, el país de Tupac Amaru. El lugar donde la realidad parece un sueño y los sueños la realidad. Del océano Pacífico al Amazonas, pasando por los Andes, la orografía peruana ofrece una diversidad biológica y paisajística sin parangón en el mundo.

Pero la diversidad no se acaba en el paisaje. Y es que si algo caracteriza al Perú es su diversidad y mestizaje cultural. Ya en la época colonial las culturas quechua y aimara se mezclaron con la influencia europea, pero tras la independencia del país en 1821, fue también un lugar de acogida para tanto europeos como para chinos y japoneses, lo que da lugar a una de las culturas más sorprendentes y originales del subcontinente sudamericano.

Un siglo XX marcado por la violencia y los golpes de Estado sumieron al país en una depresión casi permanente que pareciera no tener fin. Sin embargo Perú es hoy un país optimista, que mira a su pasado con orgullo y a su futuro con esperanza. Un lugar que hay que visitar al menos una vez en la vida, pero volver unas cuantas más.

Las Pirámides de Caral o Machu Picchu son sólo ejemplos de lo que el viajero encontrará en su visita al Perú. Pero Cuzco también espera al visitante, como lo hacen Trujillo o Arequipa, o los desiertos de Paracas o el de Sechura, el pequeño pero espectacular glaciar Arhuay o la selva Amazónica. No hay nada en este rincón natural y hospitalario del mundo que sobre, si acaso lo que falta es tiempo en una vida para poder conocer todo lo que ofrece. Lo importante, sin embargo, es empezar por el principio, visitarlo por primera vez. Obligará a volver.

Deja un comentario